logo-mobile.png
Horarios de taquilla: De martes a domingo de 10:00 a 14:00h y dos horas antes del espectáculo. Internet 24 horas

Una ventana abierta a la fotografía valenciana

Una exposición compuesta por instalaciones de artistas que utilizan la fotografía en un proceso de exploración de la identidad individual y colectiva

Este sábado 23 de marzo, a las 12:00 horas, inauguramos ‘Catástrofes de 2ª Especie’, una exposición colectiva fotográfica de artistas valencianos y residentes en la ciudad que explora los accidentes esenciales en la configuración de la identidad individual y colectiva.

‘Catástrofes de 2ª Especie’ está producida por Rambleta y comisariada por Estela Sanchis, y rompe con las estructuras y soportes convencionales de las muestras fotográficas. Forma parte de la programación del séptimo aniversario del centro cultural, con la que el espacio reivindica la necesidad de la cultura para conservar y proteger la identidad individual y colectiva, el respeto, la libertad, la convivencia y el desarrollo social.
 
La exposición, que estará abierta al público hasta el 28 de abril, reúne obras de Alberto Feijóo, Pablo Casino, Sandra Ferrer, Carmen Gray, Mati Martí, Raúl Pérez, Paula Prats y María Tinaut, en representación de Raïm, plataforma valenciana que busca impulsar la fotografía como arte y reflexionar en torno a la imagen.
 
Los artistas presentes en esta muestra utilizan la fotografía en medio de un proceso comprensión del mundo humano. Las preocupaciones fundamentales de esta exposición giran en torno a la identidad de género (María Tinaut), la construcción de la feminidad (Mati Martí), la memoria en los objetos (Raúl Pérez), la búsqueda de significados (Alberto Feijóo), la exploración de la sexualidad (Sandra Ferrer), los afectos ligados al territorio (Carmen Gray y Paula Prats) o la identidad nacional en el exilio (Pablo Casino).
 
En cada una de las instalaciones, la fotografía desencadena un entramado de relaciones, afectos, consecuencias, flujos de pensamiento, búsquedas y reacciones a la progresiva desafección con el mundo a la que estamos abocados. Se trata de piezas intertextuales, hijas de la era de Internet, concebidas como borradores de ideas de lectura poliédrica. Los autores buscan en la fotografía el placer de jugar, de derribar las fronteras entre estética y cotidianidad, buscan la poesía y las subversiones, en un intento de establecer nuevas relaciones con el mundo.