logo-mobile.png
Horarios de taquilla: De martes a domingo de 10:00 a 14:00h y dos horas antes del espectáculo. Internet 24 horas

Oasis y desierto

De 104 proyectos presentados, Arancha Goyeneche ha resultado la ganadora de la VI Beca Espai Rambleta

‘Oasis y desierto’, de Arancha Goyeneche, es la obra ganadora de la VI Beca Espai Rambleta.
 
El premio conlleva la concesión de diferentes ayudas materiales y económicas para la realización del proyecto ganador. La convocatoria está abierta a cualquier disciplina artística, individual o colectiva, así como a proyectos de producción, investigación y comisariado. Gracias a residencias como esta, La Rambleta continúa alcanzando algunos de sus objetivos principales: respaldar a los creadores, apostar por la calidad y dar visibilidad al talento. 

La reinterpretación de la pintura como materia artística fundamenta el estímulo creativo de Arancha Goyeneche. Para ello utiliza materiales tradicionalmente ajenos a esta disciplina, sobre todo aquellos provenientes del mundo industrial, como vinilo adhesivo, pvc, fotografía,  fluorescentes o proyecciones, entre otros. A pesar de que se cuestione el soporte pictórico, en todo su trabajo late una defensa íntima de la pintura, una dualidad entre tradición y modernidad que respeta en lo fundamental los postulados clásicos de la creación artística. Y es que desde sus inicios como artista ha estado experimentando con el lenguaje de la pintura, superando sus límites y poniéndola en relación con otras disciplinas artísticas como la escultura, el vídeo o la fotografía. Digamos que es una puesta al día de una disciplina que se renueva y reinventa a sí misma.
 
Además de estudiar el concepto y la práctica pictórica fuera de sus soportes tradicionales no hay que olvidar que el trabajo de Goyeneche está íntimamente unido al paisaje vivido como una experiencia vital, básica y necesaria. Su obra está traspasada por la inspiración paisajística, por una intervención de la naturaleza basada en la abstracción, moviéndose en el terreno de las sensaciones y las emociones, hasta construir una reinterpretación vitalista de la realidad llena de evocaciones y abierta a la interpretación del espectador.
 
Con el proyecto expositivo ‘Oasis y desierto’, Arancha Goyeneche pretende destacar la capacidad que tiene el arte para rescatarnos de una sociedad cada vez más agresiva e insatisfecha, alejada del mundo natural y que olvida al individuo. El oasis es un lugar que nos sirve de refugio o descanso, un espacio placentero que nos proporciona una tregua a nuestra rutina diaria. El desierto más que un lugar geográfico es un estado mental. Es un lugar interior, de reflexión, de encuentro con nosotros mismos donde buscamos respuestas a nuestra condición como seres humanos. Por tanto, la sala de exposiciones se convertirá en un espacio que nos ayudará a escapar de nuestra rutina, de nuestros problemas  para trasladarnos a otro lugar que nos hace sentirnos bien, llenos de armonía.